Atención a Clientes (55) 5258 1190

HABITAT MILAN P/HAMSTER I

Clave del Artículo
    FL9067
Marca
Especie
Categoría
Subcategoría
Detalles
    HABITAT MILAN P/HAMSTER
Medidas
    31 cm x 24 cm x 30 cm
Material
    Rejilla de Alambre, base y accesorios de plástico.
Las jaulas de Redkite® son el kit perfecto para construir el espacio seguro para tu hámster. Gracias a las múltiples conexiones, podemos crear hábitats y espacios diferentes conectados entre sí. La puerta delantera facilita el acceso a la jaula, fomentando la interacción con tu mascota.
La transparencia de las jaulas sólo queda oscurecida por los tonos de color de algunos accesorios, permitiendo un control constante sobre el estado de nuestro hámster, evitando así que pueda quedarse escondido en espacios sin visibilidad ante un problema de salud.
Este producto cuenta con las siguientes variantes:
FL9068 - HABITAT MILAN II P/HAMSTER
En la base coloque sus 4 soportes de esquina. Monte las rejillas insertándolas en las ranuras. Asegúrese de fijarlas correctamente al escuchar un “click”. Coloque los soportes superiores de esquina en las rejillas. Inserte la resbaladilla en la plataforma. Fije la plataforma en la rejilla con ayuda de los sujetadores. Instale la rueda girando el sujetador del broche entre los barrotes. Fije la estructura a la base con ayuda de los seguros laterales grandes. Coloque la tapa sobre los soportes de esquina y fíjela a la rejilla con los seguros laterales chicos. Coloque la casa en la abertura de la tapa de tal forma que quede montada en la plataforma para seguridad de tu mascota. Instale el bebedero por fuera de la jaula sujetándolo con ayuda de los barrotes.
Le sugerimos realizar la limpieza de su hábitat y cambiar el sustrato semanalmente. Los sustratos de origen vegetal REDKITE® son ideales para la higiene y comodidad de su mascota. CONSULTE AL MÉDICO VETERINARIO.
El uso de este producto es bajo responsabilidad y supervisión del dueño de la mascota. Niños menores de 8 años requieren la supervisión de un adulto. Asegúrese de mantener bien cerrado su hábitat para evitar que su pequeño aventurero explore sin supervisión.
Volver al inicio